www.allanegui.com
   
WEB ALLANEGUI

 

    En estas páginas irán apareciendo, de forma desordenada, cosas diversas  que sólo tienen en común ser aficiones o materias a las que los autores han dedicado largo tiempo. Debería haberse llamado, por ello, la web: CAJÓN DE SASTRE ALLANEGUI.

Comenzamos esta andadura con una página dedicada a la ermita románica de Santa María de Iguácel  y dos enlaces a otras dos páginas referentes a la Convención de papiroflexia a celebrar en El Escorial en 2011.

    Se ha pretendido, al realizar la página de la citada ermita, aportar un granito de arena a la divulgación de nuestro patrimonio románico en Aragón, dando a conocer esta interesantísima muestra, que aún es desconocida e incluso ignorada por una gran parte de los aragoneses.

    Abordaremos en primer lugar  un apartado dedicado a la encuadernación, afición que comparten ambos autores de la web, Alejandro y Juan Allanegui Burriel. No pretendemos  presentar en este espacio encuadernaciones de  alto nivel, ya que existen magníficos trabajos en Internet a los que estableceremos los correspondientes enlaces,  pero sí  intentaremos ayudar y animar a los aficionados que se inician en esta práctica artesanal, para lo que expondremos:  las técnicas más comunes en la encuadernación, como construirse uno mismo las herramientas más necesarias y algunos  trabajos realizados por los autores de la web y otros aficionados.

    No puede faltar un apartado referente al origen del apellido Allanegui, que casi ha desaparecido en España, ya que actualmente sólo existen siete  varones  (Allanegui de primer apellido), tres de ellos hermanos  y los otros cuatro hijos de dos de ellos. La  publicación de un documentado árbol genealógico del apellido, que abarca dieciséis generaciones, en el que trabajamos durante casi una década,  puede ser de gran interés para alguna de las muchas personas que así se apellidan, residentes en diversos estados de América o en Filipinas, y que son descendientes de emigrantes vascos.

    De momento no adelantamos más materias, pero  si el compromiso de ir echando a este CAJÓN DE SASTRE, lo que en cada momento consideremos de interés.