IGUÁCEL . PINTURAS GÓTICAS. LOS APÓSTOLES

En la zona más baja del interior del ábside se representaron doce apóstoles, de frente y mirando hacia el centro del ábside, de los que dos han desaparecido y otros dos fueron sustituidos posteriormente por otros dos santos. Comenzando por el lado de la epístola hacia el del evangelio son los siguientes: San Pablo, Santiago el Mayor, San Bartolomé, Santiago el Menor, Santo Tomás, un evangelista difícil de identificar, Santa Apolonia de Alejandría y Santo Domingo Guzmán (estas dos últimas figuras en sustitución de dos apóstoles que desaparecieron), Judas Iscariote y San Mateo o San Matías. Las fotografías, para seguir el mismo orden, hay que mirarlas de derecha a izquierda  y desde abajo hacia arriba. Los personajes, dentro de cada una de las fotografías, también se han nombrado de derecha a izquierda.

Las pinturas de Santa Apolonia y Santo Domingo Guzmán tuvieron que ser realizadas con anterioridad al año 1850, fecha que apareció en el revoco del atrio y en el retablo barroco durante las restauraciones que comenzaron en 1976. El año 1850 hay que atribuirlo a las reformas efectuadas en la iglesia, para poder utilizarla, durante las que se cubrieron las pinturas.

       Enmarcando éstas pinturas se dispuso una simulada mazonería, que, como puede verse en las fotografías, no se repuso en el espacio ocupado por los dos últimos santos pintados.

En el nimbo de algunos de los personajes se conservan sus nombres, o parte de ellos, lo que permite su identificación. También portan, la mayoría de ellos, los atributos de su martirio.

Puede ver las fotos con más detalle haciendo clic sobre ellas.